Denunciamos al Juez Ramos Padilla por sus comentarios proselitistas y expresiones de carácter discriminatorio

  • 25/07/2022

Esta mañana, FUNDACIÓN APOLO, a través de los abogados José Lucas MAGIONCALDA y Juan Martín FAZIO, denunció ante el CONSEJO DE LA MAGISTRATURA al Juez Juan María RAMOS PADILLA, integrante del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 29.

En la denuncia se cuestionan las manifestaciones discriminatorias y proselitistas del magistrado contra los productores agropecuarios, que este efectuara en la red social Twitter.

El pasado 22 de julio, el Juez sostuvo en respuesta a la Senadora Juliana DiTullio:

“Bien Juliana, no más miedo, hay q gobernar para el Pueblo, sin temor. Retienen con silobolsas respondemos con la ley contra la especulación. Jntervenimos los establecimientos agropecuarios, se confisca y se liquidan divisas. Eso es Gobernar no aguantamos más extorsiones de mafiosos.”

El mismo día, dirigió por el mismo medio algunas palabras a Alberto Fernández:

“PRESIDENTE, aplica la ley de agio y la especulación. 14.559. No se banca más concesiones a la oligarquía vacuna, que extorsiona. El Pueblo te lo demanda Alberto, sin temor, te bancan las mayorías populares que te votaron, como pidió CFK, no nos desfraudes. Te apoyaremos.”

Según MAGIONCALDA y FAZIO, “…incurre el magistrado en una actitud prejuiciosa, consistente en atribuir a los productores agropecuarios determinados disvalores, contrarios a lo que denomina “pueblo” (excluyéndolos de ese modo del mismo pueblo que integran: el pueblo argentino). En definitiva, se advierte cómo el magistrado apela a estereotipos de odio y división, utilizando el anticuado concepto de “oligarquía vacuna”.

Estamos no sólo ante expresiones de carácter proselitista, inadmisibles en un magistrado, sino también, ante expresiones de carácter discriminatorio, respecto de un sector de la vida económica del país.

Según la Real Academia Española, la expresión “proselitismo” significa “celo en ganar prosélitos”. Y la palabra “celo” se define, en su segunda acepción, como “Interés extremado y activo que alguien siente por una causa o por una persona.”. Finalmente, el significado de la expresión “prosélito”, en su segunda acepción, es “Partidario que se gana para una facción, parcialidad o doctrina.”

Está claro que lo que se presenta como respuesta de un Juez a una senadora o como pedido al Presidente de la Nación, no tiene, en este caso, como finalidad única y última, interactuar con dichos funcionarios. Para ello hubiese bastado con la utilización de un mensaje privado, opción que la red social twitter también ofrece, o con la utilización de otras vías de comunicación reservadas. Por el contrario, las expresiones del magistrado han sido públicas, de lo que se desprende su intención de dejar en claro su posición política y difundirla a la ciudadanía, en un claro acto de proselitismo.”

A criterio de FUNDACIÓN APOLO, las expresiones de RAMOS PADILLA incurren en las causales de sanción previstas en el art. 14 de la Ley 24937 del Consejo de la Magistratura (Texto Ordenado por Decreto N° 816/1999, con las modificaciones introducidas posteriormente) que prohíben los “actos ofensivos al decoro de la función judicial, el respeto a las instituciones democráticas y los derechos humanos o que comprometan la dignidad del cargo”, así como la “falta o negligencia en el cumplimiento de … las obligaciones establecidas en el Reglamento para la Justicia Nacional.” (dicho reglamento prohíbe las actividades proselitistas a los magistrados).