Denunciamos el clientelismo político en el municipio de General Rodríguez

  • 30/09/2021

Esta mañana, la Fundación Apolo, a través de su Equipo de Activismo Judicial, liderado por José Magioncalda, denunció a las autoridades del Municipio de General Rodríguez y al concejal Reinaldo Torres por los delitos de malversación de caudales públicos, administración infiel y amenazas.

Esta denuncia se originó en una investigación de Luis Gasulla para el programa televisivo «La Cornisa», en la cual se expuso la forma en que las autoridades públicas exigen actitudes partidarias de quienes reciben algún beneficio social a cambio, precisamente, de esos beneficios o a cambio de quitarles los que ya tienen.

En el escrito de la denuncia, que lleva las firmas de los abogados José Magioncalda, Juan Martín Fazio y Juan Manuel Camba, y que se realizó ante la Fiscalía General del Departamento Judicial de Moreno – Gral. Rodríguez, la Fundación Apolo expone que Torres, concejal de General Rodríguez, ofrecía asistencia a un merendero mediante la entrega de electrodomésticos que ellos mismos proporcionaban a través de la Subsecretaria de Desarrollo de la Intendencia con la condición de que exhibieran cartelería partidaria del Frente de Todos. Si no cumplían con ese pedido, no recibirían la heladera que habían prometido para el comedor.

Asimismo, a partir de su investigación en el portal de noticias «Periodismo y Punto», el periodista relató que el concejal denunciado, la misma noche en que se conoció el informe, llamó a las hermanas Machado, referentes del merendero en cuestión, para amenazarlas con quitarles los planes sociales que habrían obtenido a través del Movimiento Evita.

En la denuncia, también se remarca que el concejal Torres actuó, muy posiblemente, con el aval municipal, y las hermanas Machado no habían tramitado ningún expediente ni se habían inscripto para obtener ningún beneficio ante la comuna. Por el contrario, lo que obtuvieron fue producto de su contacto directo con el concejal Torres. Así, queda muy claro que las autoridades de la intendencia habilitaron, de algún modo, a un funcionario del poder legislativo municipal a efectos de distribuir electrodomésticos como si fueran propios.