Participación ciudadana

La Fundación Apolo se destaca por ser una institución que aplica herramientas para controlar al Estado y a quienes nos gobiernan, para que no abusen de su poder y no pasen por encima de las leyes. En ese sentido, la vida en una democracia republicana es mejor cuanto más interés tengamos los ciudadanos por el buen desempeño de sus instituciones.

Para contribuir a esto, desde Fundación Apolo comenzamos este proyecto, que tiene tres objetivos principales

  • Generar conciencia de que quien tiene un cargo en la administración pública, sea cual sea el rango, desde la presidencia hasta el municipio, está al servicio de la ciudadanía. No se le debe devoción ni pleitesía, y si bien se debe respetar su labor y puede admirársele por su liderazgo, al mismo tiempo se debe mantener la exigencia de que cumpla con su deber, ya que administra fondos públicos que cada persona aporta con impuestos y contribuciones.
  • Incentivar la participación ciudadana en los asuntos públicos y fortalecer el control ciudadano sobre las acciones gubernamentales. Todos podemos hacer política interesándonos por algún asunto comunitario que puede comenzar por el ámbito más cercano, como nuestro barrio o localidad.
  • Dar a conocer las herramientas formales concretas para dar sustento a estas iniciativas. La participación ciudadana no implica solamente manifestaciones en el espacio público. Nuestra Constitución y las leyes que de ella emergen ponen a disposición varios instrumentos y recursos para reclamar, solicitar y proponer a las autoridades sobre asuntos que nos interesan y afectan a todos.

Esperamos que este proyecto sirva para que la ciudadanía identifique que es ella misma quien puede ejercer control sobre la política, como así también pretendemos despertar conciencia e interés sobre los asuntos públicos.